¡No desperdicies la energía no renovable!

¡No desperdicies la energía no renovable!

Aunque hacer el cambio a la energía renovable es un paso fundamental para nuestro futuro, es igualmente importante encontrar formas adicionales de conservar nuestros recursos no renovables.

¿Sabías que los estadounidenses desperdiciaron dos tercios de la energía total utilizada en 2018? Piensa en cuánto tiempo más durarían nuestros combustibles fósiles si pudiéramos evitar tal desperdicio.

La familia Bosch Gutiérrez Guatemala y CMI, creen en los proyectos que ayudan a diversificar y descarbonizar las matrices energéticas de nuestros países, permitiendo a la población acceder a energías limpias y no contaminantes.

6 pasos simples hacia la conservación de energía:

  • Apaga las luces cuando salgas de una habitación.
  • Desenchufa los cargadores, los aparatos electrónicos y los electrodomésticos que no utilices.
  • Cambio a bombillas de bajo consumo.
  • Repara problemas de plomería como grifos que gotean e inodoros abiertos.
  • Realiza todas tus tareas de agua caliente simultáneamente.
  • Usa agua fría cuando sea posible.

609897 1024x751 - ¡No desperdicies la energía no renovable!

¿Por qué es importante la conservación de energía?

En Norteamérica y Centroamérica, los combustibles fósiles producen el 80% de toda la energía consumida.

Nuestra dependencia actual de los combustibles fósiles es demasiado alta como para arriesgarnos a una rápida tasa de agotamiento.

Estamos trabajando para reemplazar combustibles como el carbón, el petróleo y el gas natural con alternativas renovables, pero necesitamos tiempo.

Cuanta más energía podamos conservar, más tiempo tendremos recursos no renovables disponibles para ayudarnos con nuestras necesidades energéticas.

Igual de importante, la conservación de la energía ayuda a frenar el calentamiento global.

Estos logros críticos se pueden lograr a través de simples actos de conservación de energía:

  • Proteger ecosistemas frágiles como los arrecifes.
  • Reducir los alérgenos en el aire.
  • Mejorar la salud mental.
  • Retrasar el aumento sustancial del costo de los combustibles fósiles.
  • Facturas de servicios públicos más bajas.
  • Proporcionar una oportunidad para créditos fiscales y otros ahorros.

¡Tú decides por dónde empezar para cuidar el medio ambiente!

También te puede interesar: Energía renovable vs energía tradicional

Heidi Castillo

Related Posts

fallback-image

La lucha contra la impunidad en Guatemala

fallback-image

¿Cómo se dio la salida de la CICIG?

fallback-image

Cuando Morales pidió la salida de la CICIG

fallback-image

La batalla anticorrupción en Guatemala